Un año difícil de repetir en empleo

El mercado laboral cerró 2022 con más de 20,3 millones de afiliados a la Seguridad Social, récord histórico, y menos de 2,9 millones de parados, el nivel más bajo desde 2007.

 Ambos datos confirman un excelente desempeño del empleo que ha sabido resistir a un año marcado por la incertidumbre económica y la espiral inflacionista, generada al calor del conflicto en Ucrania. Es cierto que la figura de los fijos discontinuos, creada tras la reforma laboral y que es habitual en los países europeos, maquilla estas cifras hasta el punto de que Fedea estima que reduce en más de medio millón el número real de parados.

También es negativo para la calidad del empleo creado que más de 331.000 contratos indefinidos firmados en el año hayan tenido una duración de días. Pero ambos factores no bastan para deslucir en su totalidad el año de récord que ha culminado el mercado laboral español. No en vano, la Seguridad Social sumó más de 471.000 cotizantes en 2022, el mayor incremento desde 2018, lo que permite a España cerrar el segundo ejercicio consecutivo en el que se crea empleo, tras el nefasto 2020, que se llevó por delante 360.000 puestos de trabajo.

Para continuar leyendo la noticia, pulsa aquí.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *